BOYS TOYS

Tecnologías que trascienden cualquier límite

Desarrollos tecnológicos que superan cualquier obstáculo en la emocionante carrera hacia el futuro.

Ropa que impide el reconocimiento facial

La tecnología de reconocimiento facial ha evolucionado hasta puntos extremos y hoy se implementa no sólo en aeropuertos y zonas sensibles, sino también en la búsqueda de personas a través de las redes sociales.

En nombre del derecho a la intimidad, el artista alemán Adam Harvey desarrolló una línea de indumentaria que impide el reconocimiento facial. Hyperface, tal el nombre de la colección, utiliza diseños que simulan rostros humanos para confundir a los sistemas de reconocimiento.

Cualquier persona que vista este tipo de ropa, tendría amplias chances de burlar los sistemas de reconocimiento facial más evolucionados.

Dispositivo que permite ver a través de las paredes

Sirviéndose del célebre efecto Doppler, basado en las variaciones de frecuencia y longitud que se producen en una onda por el movimiento de cualquier objeto, una compañía rusa desarrolló un dispositivo que permite ver a través de las paredes.

Se trata de un dispositivo que permite escanear el movimiento de personas, animales y objetos, reflejando su presencia y movimientos en una pantalla. Así, sería posible reemplazar a los actuales sensores de movimiento por un método mucho más efectivo y preciso.

Esta tecnología sería especialmente útil en tareas militares de rescate, como sistema de monitoreo terrestre, ya que puede ser instalada en aviones no tripulados para transmitir en vivo y en directo.

Nissan Intelligent Mobility

El innovador concepto de Nissan, desarrolla tecnologías de vanguardia para lograr un futuro de movilidad con cero emisiones y cero accidentes, garantizando una conducción segura, emocionante y súper conectada.

Nissan Intelligent Integration es un revolucionario sistema, desarrollado a partir de tecnología de última generación de la NASA, que permitirá lograr una mejor y más rápida integración de los vehículos autónomos a la sociedad.

Así, mediante el empleo de Inteligencia Artificial, un vehículo autónomo es capaz de determinar si es posible continuar su camino, o si debe solicitar asistencia humana. Ante imprevistos, como accidentes o zonas en reparación, emitirá un alerta y retroalimentará a un sistema en la nube para que otros vehículos estén al tanto.