LA BIBLIA

Los hallazgos arqueológicos que apoyan a la Biblia

La ciencia y la religión nunca han sido muy buenas amigas. Sin embargo, recientes descubrimientos arqueológicos en Tierra Santa parecen apoyar algunos de los pasajes de las Sagradas Escrituras.

 

-El diluvio universal: El arqueólogo británico Leonard Woolley, descubrió durante una excavación en la antigua ciudad de Ur –actual Irak- sedimentos que indican que ocurrió una devastadora inundación entre el 4000 a. C. y el 3500 a. C., etapa coincidente con el Diluvio Universal  que relata el Antiguo Testamento. Aunque no está comprobado que fuera realmente universal, sí se sabe que ocurrió en la región donde se sitúa el pasaje bíblico.

 

-La Genealogía de Abraham: En la ciudad de Mari, en Siria, fueron descubiertos los restos arqueológicos de un palacio que guardaba un archivo real en tablillas. En ellas se hallaron los nombres del profeta Abraham, jefe de su tribu, y de sus descendientes. Si bien ello no prueba la existencia del árbol genealógico que narra la Biblia, sirve para demostrar que los nombres del pasaje se corresponden con los utilizados en aquella época y región.

 

-Abraham toma a la sierva de Sarah: Una excavación moderna de Irak, realizada en 1920, dio con las Tablillas de Nuzi. Estos escritos cuneiformes revelan algunas historias de personajes bíblicos como Labán y Jacob. También contienen información acerca de las costumbres de la época, como lo era el que una mujer estéril permitiese a su marido tomar una sierva para concebir un hijo, al que luego ella adoptaba. Esto demuestra que el relato bíblico de Abraham y su mujer Sarah guarda coherencia con las costumbres de la época.

 

 

Video relacionado: 

 

 


Fuente: supercurioso.com

Imagen: Shutterstock