misterio

El misterio del sitio arqueológico más intrigante del planeta

Puma Punku es un gran complejo de templos situado cerca de Tiwanaku, en Bolivia, y forma parte de un sitio arqueológico conocido como Tiahuanacu. Su origen es un misterio, pero considerando el carbono del material orgánico que se encuentra en el sitio, los arqueólogos creen que pudo haber sido construido por el imperio Tiwanaku. Esta civilización fue una de las más importantes antes del Imperio Inca, que floreció entre 300 y 1000 después de Cristo.

Lo más intrigante de la región es el trabajo de la piedra. Puma Punku era un montículo de tierra en terrazas originalmente enfrentado con bloques megalíticos, cada uno con un peso de varias decenas de toneladas. Las rocas de arenisca y andesita rojas fueron cortadas en formas geométricas que encajan perfectamente entre sí sin utilizar mortero. La finura técnica y la precisión que se muestra en estos bloques de piedra es sorprendente. Es tal su precisión que ni siquiera una hoja de afeitar podría deslizarse entre las rocas. Algunos de los bloques parecen estar terminados con un nivel de calidad digno de haber sido realizado por una máquina y con agujeros perforados de un modo perfecto.

Las piedras son de la proporción de un mamut. El más grande de estos bloques es 8 metros de largo, 5 metros de ancho y 1 metro de espesor, y se estima que pesa alrededor de 131 toneladas. Debido a su tamaño, el método por el que fueron transportadas a la zona actual ha sido otro tema de interés desde el descubrimiento del templo. El análisis químico reveló que los bloques fueron trasladados hasta una pendiente pronunciada de una cantera cercana al Lago Titicaca, que se encuentra a unos 10 kilómetros de distancia.


Fuente: Infobae

Imagen: Shutterstock