ARQUEOLOGÍA

Descifran el significado de antiguas inscripciones en arameo, la lengua de Jesús

Un equipo israelí de arqueólogos, dio con el hallazgo de una serie de inscripciones, en griego y en arameo, durante excavaciones realizadas en el norte de Israel.

Se trata de tres epitafios, de unos 1.700 años de antigüedad, descubiertos en un cementerio de la antigua ciudad de Galilea, en los tiempos de esplendor de Séforis, según precisó la Autoridad de Antigüedades de Israel, a cargo de los trabajos arqueológicos.

"Séforis fue la primera capital de Galilea, de la época de la dinastía de los Asmoneos, hasta el establecimiento de Tiberias, en el siglo primero. La ciudad siguió siendo central e importante más adelante", señalaron los arqueólogos.

Hasta hoy, los expertos lograron descifrar el significado de una palabra griega, que significa "José", un nombre judío muy común para la época, y tres palabras en idioma arameo, presuntamente hablada por Jesús, que significan "rabino", "el Tiberiano" y "siempre".

Moti Aviam, investigador del Instituto para la Arqueología de Galilea de Kineret, aseguró que el hallazgo es sorprendente: "una de las sorpresas en las inscripciones descubiertas recientemente es que uno de los fallecidos era llamado 'el Tiberiano' […] esta ya es la segunda prueba de que alguien de Tiberias fue enterrado en el cementerio de Séforis".

Otro de los grandes hallazgos estuvo representado por el descubrimiento de la palabra "le-olam", que significa "para siempre", un término jamás antes encontrado en la región de Séforis. "El término le-olam se conoce de inscripciones funerarias en Beit She'arim (Galilea) y en otros lugares, y significa que el lugar de enterramiento del fallecido seguirá siendo suyo para siempre y que nadie se lo quitará. Ambas inscripciones terminan con la bendición en hebreo 'Shalom' (paz)", sostuvo Aviam.

 

 


Video relacionado:

 

 


Fuente: theblaze.com

Imagen: Shutterstock