PATROCINADO POR:

EQUIPO HISTORY

Tesla vs. Google: una guerra por los autos del futuro

 

En la actual transición de la industria automotriz hacia los vehículos autónomos, es decir, aquellos capaces de conducirse a sí mismos, prescindiendo de la cognición humana, Tesla Motors y Google destacan por sobre cualquier otra marca, no sólo por el propio peso específico, sino por dos maneras prácticamente polarizadas de proyectar un futuro en ciernes.

Mientras que Tesla ya vende automóviles con funciones autónomas de conducción, Google permanece aún en fases experimentales. Sin embargo, aunque ambos convergen en un mismo objetivo autónomo de conducción, el primero parte desde un concepto que involucra al conductor humano, y el segundo no. De hecho, los automóviles Tesla, aunque autónomos, cuentan con pedales y volantes; los de Google, apenas disponen de un botón de encendido y una velocidad máxima de 40 kilómetros por hora.

Pensando en la seguridad, Google proyecta automóviles robóticos, con parabrisas de acrílico, capas de espuma en la parte delantera y hasta llegaron a patentar un sistema de velcro, para que un eventual peatón atropellado quede pegado al capó. Tesla, en cambio, apuesta a la asistencia de un conductor humano, sin límites de velocidad. Así, el sistema de la compañía de Elon Musk basa su tecnología en un sistema de radares, cámaras y sensores, mientras que el gigante de Internet centra su sistema en la red Lidar, un sistema láser capaz de generar mapas tridimensionales con un radio de 60 metros.

 

Video relacionado: 

 

 


Fuente: Infobae